Blog

feature-800x380

Conócete a ti misma

Dicen los psicólogos que el bichito del amor comienza a picarnos aproximadamente entre los 10 y 16 años de edad. Es esa etapa en la que se empieza a despertar una curiosidad especial por el sexo opuesto. Ahora, déjanos ser bastante sinceros en esta etapa. Imagínate que a esta edad, ni siquiera has terminado de…

Read More →

luggage full and ready to travel

El viaje de tu vida

Amiga, si hoy yo te dijera: “prepara las maletas que nos vamos a Hawai”, (…después de hacer un escándalo y pegar un grito de alegría) ¿Qué ropa y artículos pondrías en tu maleta? Te ayudo: traje de baño, chancletas, bronceador, lentes de sol, un sombrero, ropa fresca y liviana… y seguramente mil cosas más, ya…

Read More →

020507_1490_0305_lslp_op_800x380

Descubre tus habilidades

Me encanta la definición de habilidad: Capacidad, inteligencia y disposición para realizar algo. Lo que se realiza con gracia y destreza. Todas las chicas somos poseedoras de una o varias habilidades. Seguramente a esta altura de tu adolescencia o juventud ya las has identificado o tienes una idea de lo que te estoy hablando. Si…

Read More →

Children-800x380

La sonrisa de Dios

Señor, ¿será que tu mano está sobre mí? Me lo has dicho y confirmado miles de veces, pero necesito tu sonrisa y aprobación una vez más sobre mi vida. La sonrisa de aprobación de Dios. El guiño del ojo de Dios. Recuerdo que cada vez que mi hijito de 4 años, Sergito, hace algo mal,…

Read More →

praise_worship

El poder de la alabanza

Alabanza: aspecto de la adoración en el cual se rinde honor a Dios. Producto de la alegría santa. *Se expresa con cantos, música y danza. Salmo 28:7; Salmo 149:3. (Dios creó todo esto para Él y el diablo quiso adueñárselo para ser bendecido). *Dios exige la alabanza y es digno de ella…Alabadle!. *Por lo que…

Read More →

nediva-susman-34-800x350

¿Termómetro o termostato?

¿Nunca te has preguntado por qué el mismo servicio de adoración que para algunos es glorioso, para otros resulta monótono y aburrido? ¡Cómo es posible! Pues considero que la respuesta es muy sencilla: todo depende de la actitud con que nos presentamos al Señor. Sólo nosotros somos los responsables, porque somos quienes “fijamos la temperatura”…

Read More →

Back to Top