Amistad entre un chico y una chica

800x350-friends

Enfoquémonos por un momento solamente en nuestros amigos varones para descubrir cómo podemos cuidar el vínculo de la amistad que nos une a ellos. Nos metimos en la mente de los muchachos y obtuvimos algunas de sus opiniones sobre la amistad. Aquí hay algunos tips que los chicos quieren que nosotras sepamos sobre este tema. ¡Toma nota! (Tomado de “Tal para Cual” por Sergio y Carina Valerga, Editorial Mundo Hispano)

1- No leas entrelineas.

Hay chicos que simplemente disfrutamos de nuestra amistad con las chicas y no pretendemos pasar al terreno del noviazgo con ustedes. Y chicas, la verdad es que ustedes por ahí ven cosas que no existen y tienden mucho a ilusionarse simplemente con sus amigos. Si yo tengo la intención de pasar contigo a una relación romántica te lo voy a hacer saber. Mientras tanto, quiero saber que puedo contar contigo como una buena amiga. Las mal interpretaciones a veces pueden hasta arruinar una bonita amistad.

 2- No me critiques.

Como mi amiga, espero que tal como lo hace una hermana de sangre, me cuides las espaldas. Por favor, si tienes algo que decirme, dímelo de frente. No lo divulgues con todas tus amigas antes de hablarlo conmigo. Esto es algo muy doloroso para mí como hombre.

 3- Trátame como si fuera tu hermano mayor.

Esto te va a ayudar para que no crees en mí falsas ilusiones y para que te comportes con decoro. Aunque la sociedad siempre busca segundas intenciones, el que seamos grandes amigos y nos comportemos como hermanos va a comprobar que una bonita amistad entre un hombre y una mujer es posible. De hecho, las amistades bien cimentadas duran para toda la vida, aun después de que cada uno se haya casado y tenga su propio hogar.

 4- No juegues con mis sentimientos.

Chicas, no es justo que usen a un chico que saben que siente algo especial por ustedes, como su mejor amigo. Si no estás verdaderamente interesada en ponerte de novia conmigo, tampoco me ilusiones haciéndome creer que tengo oportunidades contigo. Tú no quieres que yo te use cuando me sienta solo, entonces actúa con integridad emocional y cuida mi corazón también.

 5- No seas tan dramática.

Me pone de muy mal humor cuando llegas y me haces un escándalo por nada. Cuando me tratas mal y me gritoneas. Aunque estés en “esos días del mes” acostúmbrate siempre a respetar a tus amigos y a no dramatizar tanto las cosas. Si aprendes a controlar tus reacciones desde ahora, te será fácil controlarlas con tu futuro novio y esposo.

 6- No estés siempre recordándome las cosas malas del pasado.

No seas tan rencorosa como para sacar a relucir vez tras vez las discusiones, peleas y diferencias del pasado. A los chicos nos gusta que hables las cosas y las resuelvas inmediatamente. Tampoco te quedes herida con cosas sin resolver. Fíjate que nosotros somos bastante más transparentes en esto. Ustedes tienden a ser mucho más rencorosas. Confronta las situaciones, resuélvelas y no te quedes enganchada en el pasado. Resuelve y a otra cosa.

 7- Sé divertida y ríete conmigo.

A los chicos nos encanta hacerlas reír; que nos riamos juntos y que ustedes se animen a salirse un poco de sus estructuras. Nos gusta mucho que nos festejen nuestras locuras, bromas, chistes, etc. Atrévete a sorprenderme, sé ocurrente, espontánea, no te preocupes si te despeinas en un día de viento, disfruta al máximo de lo hermoso de la amistad.

 8- No esperes que te lea la mente.

Los chicos somos malísimos para esto, aunque ustedes sean muy buenas. Por favor, si quieres decirme algo, abre la boca y dímelo. Dime como te sientes. No trates de insinuármelo porque simplemente no me doy cuenta. Tampoco hagas un drama de pequeños problemas, porque de a poco iré alejándome y perderás mi amistad.

 9- No actúes con sensualidad.

Tus actitudes, tu postura, tus palabras y tu forma de vestir sensuales sólo van a atraer a la clase de chicos que tienen problemas con el pecado sexual. Si quieres tener amigos saludables compórtate como una señorita con estándares de santidad altos.

 10- Recuerda que soy visual.

Aunque seamos amigos por favor no te olvides que los chicos somos muy visuales. Por favor no te vistas provocativamente porque, aunque quizás tú pienses que como un amigo yo tengo que poder controlar esto, la verdad es que no puedo. Cuida como te vistes.

 11- Ayúdame a ser el hombre de carácter que quiero ser.

Sé que no me oyes hablar mucho sobre esto, pero creo que es porque he fallado ya muchas veces. Los chicos somos muy exigentes con nosotros mismos y detestamos cada vez que nuestros ojos se desvían a ver cosas obscenas en Internet. Nos duelen nuestros fracasos y debilidades. Por favor llévanos siempre a hablar cosas espirituales. Ya saben que nosotros no somos muy buenos para hablar, pero en lo íntimo lo anhelamos.

Cuando veas que estoy haciendo algo que agrada a Dios, hazme saber que lo notas y felicítame. Necesito saber que me ayudas a estar cerca de Dios.

Amiga, simplemente tómate un tiempo para reflexionar sobre todos estos puntos y pídele a Dios que te ayude a crear hábitos para poder ser siempre una súper bendición para tus amigos varones.

Posted on December 1, 2014 in Chicas que brillan, Noviazgo, Tu mundo

Share the Story

About the Author

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to Top